martes, 17 de septiembre de 2013



Presencia 

Espero al jinete.
Smigol habita
en la quietud de la tarde.
La lanza sangra
y la guadaña siembra su cosecha.
Quisiera  provocar,
pero hoy los adjetivos que me nacen
no dan paso a la cordura,

por eso, no sigo escribiendo.

bequi

3 comentarios:

  1. A ver, puse un comentario y no se quedó grabado. Decía que me encanta el poema, y que tengo dejados a mis blogs, a ver cómo lo arreglo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles¡
      ya me explicas lodel arreglo.
      bss

      Eliminar
  2. Buen trabajo cielo. Me gusta. Un abrazo grande con ganas de verte

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme.