domingo, 2 de noviembre de 2014






                  









Nadir


No puedo posar los pies.
Mi tierra que brama, cae de rodillas sin acrobacia ninguna.
Mi espada ya no es útil en el campo de batalla.
Provocar  el suicidio del violador
                   ensangrentará el sueño.


Cenit

El sonido lanza la pregunta,
prohibido responder con somnolencia o compromiso.
El cántico que adormece el sentido del tacto, enfrenta los ojos contra la violencia.
No me engañes por despecho, estoy sobrevolando mi realidad.


bequi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitarme.